Foo Fighters - Wasting Light (2011)






CANCIONES

01  Bridge Burning
02  Rope
03  Dear Rosemary
04  White Limo
05  Arlandria
06  These Days
07  Back And Forth
08  A Matter of Time
09  Miss the Misery
10  I Should Have Known
11  Walk

MUSICOS

Foo Fighters
Dave Grohl – vocales, guitarra rítmica; guitarra en "White Limo"
Chris Shiflett – guitarra, voz secundaria
Pat Smear – guitarra rítmica
Nate Mendel – bajo
Taylor Hawkins – batería, percusión, vocales

Músicos Invitados
Bob Mould – guitarra y voz secundaria en "Dear Rosemary", voz secundaria en "I Should Have Known"
Krist Novoselic – bajo y acordeón en "I Should Have Known"
Rami Jaffee – teclados en "Bridge Burning" y "Rope", mellotrón en "I Should Have Known", órgano en "Walk"
Jessy Greene – violín en "I Should Have Known"
Fee Waybill – voz secundaria en "Miss the Misery"27
Butch Vig − percusión en "Back & Forth"
Drew Hester − percusión en "Arlandria"

FICHA TECNICA

Butch Vig – productor musical
Alan Moulder – remezclas
Emily Lazar – remasterización
Joe LaPorta - remasterización
James Brown – ingeniero de sonido


COMENTARIO

"Wasting Light" es el séptimo álbum de la banda estadounidense. Debido a que el vocalista Dave Grohl quería un disco que capturara la esencia de los primeros trabajos de la banda y que prescindiera de la artificialidad de las grabaciones digitales, la banda grabó en el garaje de Grohl en Encino, California exclusivamente con equipamiento análogo. Las sesiones fueron supervisadas por el productor Butch Vig, con quien Grohl había trabajado en el álbum Nevermind de Nirvana. Como el equipamiento antiguo no permitía que muchos errores fueran corregidos en la posproducción, la banda pasó tres semanas ensayando las canciones, y Vig tuvo que volver a aprender técnicas de edición ya en desuso. La banda dio un giro hacia un sonido más pesado y crudo, en contraste con los experimentos musicales de sus álbumes anteriores.

El lanzamiento de Wasting Light fue precedido por el exitoso sencillo «Rope», que se convirtió en la segunda canción en debutar en el primer lugar de la lista Rock Songs de Billboard, y el subsiguiente «Walk» también logró una alta posición. El álbum fue un éxito comercial, debutando en el número uno en once países, y fue evaluado positivamente por la mayoría de los críticos musicales, quienes elogiaron su producción y composición.

En 2012, Wasting Light y sus canciones le otorgaron a Foo Fighters cuatro premios Grammy, incluyendo el de mejor álbum de rock.

PUNTUACION

8 Puntos